Ars Electronica invade el espacio urbano de Linz

R. BOSCO / S. CALDANA, 06/09/2007. Tras avisarnos durante años de los peligros de las cada vez más refinadas y difusas tecnologías para la vigilancia y el control, el mundo del arte digital depone las armas y se despide de la intimidad con ironía y creatividad. La 28 edición del festival Ars Electronica que tiene lugar en Linz (Austria), desde ayer hasta el martes, se enfrenta a la nueva configuración de las esferas pública y privada, invadiendo el espacio urbano, convirtiendo en realidades las potencialidades de la web 2.0 y trasladando a la vida cotidiana las dinámicas Second Life, YouTube o MySpace.

Bajo el explícito título de Goodbay privacy, el festival despliega un programa especialmente denso que, además de ocho exposiciones, un simposio, presentaciones de artistas, una muestra de animación, conciertos, performances y eventos varios, ofrece diversas iniciativas inéditas, reunidas bajo el epígrafe de Second City, que explorarán los resultados de trasladar las formas de comunicación digital al espacio físico. En su deambular por la ciudad, el visitante encuentra instalaciones que le permiten convertirse en el avatar de un videojuego (Arrival) o en el personaje de un cómic, cuyas frases se trasforman en textos atrapados en el clásico bocadillo suspendido sobre sus cabezas (Capture your city), y también experimentar en primera persona, en un entorno 3D, el mundo virtual más célebre de la actualidad (Second Life Experience). También hay flores robóticas (Arabesque), un grupo de paraguas que flotan al ritmo de Singing in the rain (Autogene), una peluquería que les permitirá lucir un peinado estilo Second Life (Pimp your hair) y una máquina de helados psicóloga (Dr. Whippy) que formula varias preguntas para determinar el grado de felicidad: a más infeliz, más helado.

Pablo Valbuena

También se topará con la única presencia española Augmented Sculpture, una instalación de Pablo Valbuena, que investiga las cualidades temporales del espacio en un entorno físico de geometrías transformables. La pérdida de control por parte del individuo y su cada vez mayor dependencia de redes y recursos tecnológicos se pone de manifiesto en la performance de Dash Macdonald que recorre las calles de Linz enfundado en unos patines controlados por el público: sus imposibles posiciones no dejan dudas respecto a lo que más divierte al personal. En la exposición central podrá verse una herramienta de un grupo japonés que reproduce gracias a un sensor flotando en agua los mecanismos del equilibrio y los transmite a unos auriculares.

A medianoche, SPEKTR, una acción de tres horas de duración, de Marko Peljhan, da inicio a la parte más novedosa e inusual del festival, que se desarrolla lo largo de toda la noche y se concluye a la seis de la mañana con desayuno y sesión de tai chi, para nutrir cuerpo y alma. Otra novedad es Bastard Spaces, una competición de arquitectura y diseño en Second Life, que tendrá carácter anual. Además de la entrega de los Prix Ars Electronica, este año se galardonará con el Big Brother Award la institución, agencia gubernamental o empresa privada que se haya distinguido en el campo de la vigilancia. La ceremonia tendrá lugar en la Sala de la Vergüenza.

Leído en El País.

Anuncios

0 Responses to “Ars Electronica invade el espacio urbano de Linz”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: